in extrema hora

Eros

La vida al revés

Escrito por extremahora 01-12-2007 en General. Comentarios (1)

TE CALLAS
PARA QUE TE OIGA
NO ME MIRAS
PARA QUE TE VEA

ME ODIAS
PARA QUE TE AME

Y YO TE GRITO
Y NO ME OYES
TE MIRO
Y NO ME VES

TE AMO
AUNQUE ME ODIES

TÚ SUEÑAS QUE VIVES CONMIGO
YO VIVO SOÑANDO CONTIGO

SI YO ESCRIBO
TÚ NO LEES
SI TÚ LEES
YO NO ESCUCHO
SI TÚ ESCUCHAS
YO NO DIGO

TÚ SUEÑAS QUE VIVES CONMIGO
Y YO VIVO SOÑANDO CONTIGO

 

15

Arte de amar

Escrito por extremahora 24-07-2007 en General. Comentarios (0)

... Hasta el Foro, ¿quién lo creerá?, es un cómplice del amor, cuya llama brota infinitas veces entre las lides clamorosas. En las cercanías del marmóreo templo consagrado a Venus, surge el raudal de la fuente Appia con dulcísimo murmullo, y allí mil veces se dejó prender el jurisconsulto en las amorosas redes, y no pudo evitar los peligros de que defendía a los demás; allí, con frecuencia, el orador elocuente pierde el don de la palabra: las nuevas impresiones le fuerzan a defender su propia causa. Y Venus, desde el templo vecino, se ríe del desdichado que siendo patrono poco ha, desea convertirse en cliente ...

Ovidio, Ars amatoria

 

No es olvido

Escrito por extremahora 08-05-2007 en General. Comentarios (0)

¡OLVIDAME! ¡OLVIDAME!
Gritó dos veces antes de dar de portazos, de cerrar las cortinas, las ventanas y de descolgar los teléfonos.
Desde la calle me quedé contemplando el espectáculo, estaba medio aturdida, después de todo sólo ayer me había entregado las llaves de su cuarto, y hoy día gritaba todo desesperado. ¡OLVIDAME! ¿Qué es esto?
Me fui a casa, encendí el calefactor y preparé un café. Los ojos quisieron llenárseme de lágrimas, pero me contuve. ¡No vayas a llorar pedazo de tonta! Me repetí tres veces. Tú estás muy vieja para llantos, eso es para los niños. Ellos pueden darse tiempo para penas. Tú ya no tienes tiempo. Tú tienes que enojarte, maldecir, mandar a la misma mierda. Pero no puedes quedarte en la tristeza. Hay que sacar fuerzas de flaqueza (o de "gordeza", como dice la otra loca), se construye mejor desde el enojo… que desde la tristeza.
Me acosté, trataba de dormir, pero la palabrita puñetera me afiebraba la cabeza. OLVIDAME!, OLVIDAME!
Hay gente que no sabe lo que dice. Cómo si hubiera olvido, como si él existiera. Yo mandaría a sacar esa palabra infame del diccionario, para que los amigos no anduviesen diciendo payasadas.
Verán, una puede entender que no la quieran, eso es obvio, pero que la manden a olvidar, eso es una patraña. No señor, yo hago lo que yo quiero del recuerdo. Yo me voy construyendo con los hechos y, aunque haya sido breve, lo que sea se quede me pertenece, es mío.
Yo no olvido, yo recuerdo los besos, los gemidos, los abrazos, los ojos, la presencia, las caricias, la voz, las interminables pláticas, los cariños, los sueños, las sonrisas, las risas y hasta las carcajadas. Yo lo tomo, y lo guardo, y lo  envuelvo y lo cubro…para que nadie me arrebate lo vivido. Que ha terminado mal. Ese no es el asunto. Al fin que sólo ha terminado.
Soy todo lo que digo y todo lo que oigo, soy todo lo que hago y todo lo que veo. Así me he ido construyendo, y no quiero borrar, ni un punto ni una coma. Se queda todo, para que nunca olvide.
Lo que hay que hacer contigo es otra cosa. Yo lo tengo aprendido. Lo que tengo que hacer es apagarte, apagarte, de a poquito apagarte, deshacerte. Hay que tomar el sentimiento e irlo convirtiendo en nimiedades. Tomar entre mis manos, como un terrón de arcilla, este amor inmenso que había construido, e irlo convirtiendo poco a poco en porciones más pequeñas, y más, y más pequeñas, hasta que se haga polvo y pueda derramarlo sin notarlo, tirarlo, barrerlo, sacudirlo. Minimizando al máximo todas las emociones, para que sin olvido, ya no duela.
Ya son las seis de la mañana, con todo el desvarío no he conseguido más de una hora de sueño. Como si lo sintiera. Mejor que aclare el día.
Hay trufas, hay un tango y fresas congeladas. Buen inicio
Como a eso de las nueve ... voy, por un corte de pelo.
 
Paula©

El libro de la memoria

Escrito por extremahora 27-03-2007 en General. Comentarios (0)

Unos minutos más tarde, en el preciso instante en que se corría dentro de su boca con un largo y palpitante chorro de semen, A. tuvo una visión que lo ha acompañado desde entonces: cada eyaculación contiene miles de millones de espermatozoides —o más o menos la cantidad equivalente al número de habitantes del planeta— y eso significa que cada hombre guarda en sí mismo el potencial de un mundo entero. Y en lo que ocurriría, si esto pudiera ocurrir, se encuentra toda la gama de posibilidades: las semillas de idiotas y genios, de bellos y deformados, de santos, catatónicos, ladrones, corredores de bolsa y equilibristas. Cada hombre, por lo tanto, es un mundo entero y alberga en sus propios genes un decálogo de toda la humanidad. O, como dice Leibniz: «cada sustancia viva es un perpetuo espejo viviente del universo». Pues el hecho es que estamos formados por la misma materia que surgió de la primera explosión, de la primera chispa en el vacío infinito del espacio. O al menos eso se dijo a sí mismo, en aquel momento, mientras su pene estallaba en la boca de la mujer desnuda cuyo nombre ha olvidado. Pensó: la irreductible mónada. Y luego, como si por fin lograra asimilarlo, pensó en la célula microscópica y furtiva que se había abierto camino en el cuerpo de su mujer, unos tres años antes, para convertirse en su hijo.

 

El Libro de la Memoria - Paul Auster
La Invención de la Soledad

Siempre solo

Escrito por extremahora 22-03-2007 en General. Comentarios (0)

No conocía yo esta canción ... ;D

 

http://www.kewego.es/video/iLyROoaftsPo.html